• es
  • en
  • Fashion

    Christina Dean y la importancia del “Zero Waste”

    Christina Dean, Redress, Ecochic design award, zero waste, sustainable fashion designers, deconstruction, upcycling, recycling, renovate clothes, ethical fashion, sustainable fashion, eco fashion, slow fashion, new fashion designers, emergent fashion designers, sustainable fashion magazine

    Oh sí, el pasado puede dañar. Puedes escapar de él o aprender de él. Esta es una de nuestras frases favoritas de la película El Rey León. El pasado de la industria de la moda está lastimándonos, a nosotros y a nuestro planeta, pero hay esperanza. Hay personas trabajando duro para conseguir un futuro mejor. Entre ellas está la activista Christina Dean. En el año 2013 realizó un interesante experimento, denominado 365 Challenge, que proporcionó a los consumidores trucos y técnicas para prolongar la vida útil de sus prendas de vestir a fin de evitar el vertido de ropa en el planeta. Cada día, desde enero a diciembre, Christina vistió ropa de segunda mano previamente seleccionada por 12 estilistas de moda que preparaban sus estilismos de moda sostenible. El desafío se dividió en 12 temas de la moda sostenible, uno por cada mes del año, incluyendo colecciones cápsula, colecciones con durabilidad, colecciones fruto de la reparación, colecciones DIY (Hazlo Tú Mismo)… con el fin de mostrar 365 maneras inspiradoras de mantener los residuos de ropa fuera del vertedero y en el bucle de moda. Este experimento inyectó una gran dosis de activismo al mundo de la moda y posicionó la ropa de segunda mano en primera línea.

    Reducir los residuos en la industria de la moda

    Eso es lo que sigue haciendo Christina Dean en Redress, una ONG medioambiental fundada en 2007 para reducir los residuos en la industria de la moda.

    Reconocida por la revista Vogue UK como una de las 30 mujeres más inspiradoras del mundo, Christina Dean entrega el mensaje de Redress al mundo a través de charlas, seminarios, conferencias de liderazgo y documentales. Esta infatigable ex-dentista y periodista impulsa constantemente a la organización hacia un cambio ambiental positivo en la segunda industria más contaminante del mundo.

    La entrevistamos. ¿Sabías que la industria de la moda y la industria textil es la segunda mayor contaminadora del mundo, detrás de la del petróleo? ¿O que los textiles son el segundo mayor contaminador de agua limpia, detrás de la agricultura? – se nota que tiene vocación periodística… – A pesar de que los textiles son casi 100% reciclables, la moda sigue dejando kilos y kilos de residuos. Sólo China genera 26 millones de toneladas de residuos textiles cada año, lo que que equivale a 11.400 autobuses llenos hasta arriba de residuos textiles todos los días– nos cuenta sólo empezar la entrevista. Christina nos abre los ojos al impacto positivo.

    Cuéntanos la historia de Redress y el EcoChic Design Award. ¿Cómo surgió la idea de crearlos y cómo ha sido el viaje hasta hoy?

    Bueno, poco después de convertirme en periodista, me mudé a Hong Kong con mi marido y mis hijos. En Hong Kong, trabajé como periodista por un par de años. Solía ​​escribir sobre cuestiones relacionadas con la salud, la pobreza, los derechos humanos, el medio ambiente… Me encantaba viajar y empecé a quedar impresionada con la contaminación que había en China. Así que en 2016 me decidí para crear Redress. Toda mi vida empezó a cambiar. No tenía ni idea de cómo era la industria de la moda, era muy ingenua…

    ¿Cómo puede una sola persona crear un movimiento tan grande?

    Bueno, puedes llamarme afortunada o desafortunada, pero básicamente empecé a ver el problema porque fuí periodista a una edad temprana. Yo estaba en la primera línea de lo que estaba pasando y así es como empecé a entenderlo. ¿Sabes? Es como cuando vas a practicar surf, si consigues subirte a la ola en el momento adecuado, todo funciona. Y creo que eso es lo que realmente sucedió con Redress.

    Después de Redress pensé que era importante lanzar EcoChic Design Award, porque la mejor manera de hacer cambios es educar a los siguientes líderes y eso es lo que hacemos con este Premio.

    ¿A qué dificultades te has enfrentado para implementar estos proyectos?

    Lo que ha cambiado en los últimos 10 años es enorme. Nuestra sede está ubicada ​​en Asia y he estado trabajando en un contexto muy asiático. Hacer todo desde China es muy difícil. No tenemos los mismos canales de comunicación, por ejemplo. Ahora me estoy mudando de nuevo a Reino Unido, lentamente … ¿Y sabes qué? Siempre pensé que Europa estaría a mil millas de distancia en actividad, en liderazgo… Y en realidad, estoy un poco decepcionada, queda mucho por hacer.

    ¿Es posible que EcoChic y Redress se trasladen al Reino Unido?

    No, nuestro equipo está ubicado en Hong Kong. Nos encantaría tener una hermana en Europa. El problema es que no podemos hacerlo. No tenemos presupuesto para eso. Es un trabajo muy duro. Lo que necesitamos son millones…

    ¿Cuántas personas están trabajando en Redress y EcoChic Design Award hoy en día?

    Somos nueve personas. Tenemos muchísimos voluntarios y pasantes, pero si hablamos de personas muy dedicadas a tiempo completo, somos sólo nueve.

    ¿Hasta ahora, cuál ha sido el logro más gratificante o resultado práctico desde la creación de Reddress? ¿Y con EcoChic Design Award?

    Bueno, esto de reducir los residuos en la industria de la moda tiene sentido para cualquier persona que no es idiota. ¡Es tan obvio! Es beneficioso para la marca, para el medio ambiente, para la economía, para los consumidores …

    Pero, en realidad, hacer que la gente cambie no es tan fácil, sobre todo cuando hablamos de la ropa. La gente es muy ególatra, quiere verse bien y no tiene mucho tiempo para comparar … Así que es difícil. Si nos fijamos en la población joven que vive en los países emergentes, por ejemplo, no están pensando en la ética o en el medio ambiente. Eso significa que tenemos un largo camino por delante para orientarlos, fascinándolos. Lo que es bueno es que cada día la gente es más consciente del impacto que los humanos generamos en el medio ambiente, la gente comienza a ser activa…

    En términos de la industria, creo que está cambiando: se están buscando nuevos materiales porque sabemos que la producción de residuos no va a ayudar a nuestro negocio. Pero aún hay muchas cosas por hacer. Las marcas de moda rápida sólo quieren vender, vender, vender, llegar a nuevas personas que necesitan ropa.

    Los directores generales de las marcas de moda no están pensando en el planeta verde, pero sí que están pensando en aumentar su negocio de una manera más sostenible.

    Hay un informe interesante llamado Pulse, que ha sido recientemente presentado en Copenhagen Fashion Summit.. En él se asegura que muchas marcas de moda son conscientes de su impacto y están preparadas para participar más, sin embargo más del 50% de la industria no ha comenzado a tomar medidas todavía. Además, este estudio analiza las empresas de moda que están haciendo esfuerzos para conseguir una futuro más sostenible. Grandes empresas de moda rápida están trabajando duro en la sostenibilidad. Zara y H&M están en el ranking: están haciendo un gran cambio positivo, reduciendo el uso convencional de algodón, aumentando el uso de energía renovable, aumentando la transparencia en el uso de productos químicos … Tenemos que ser conscientes de que existen nuevas marcas de moda rápida que no están reguladas y que se están haciendo un hueco en el mercado. Ellas son, para mi, el principal problema actual.

    ¿Qué pasa con las marcas de lujo?

    Las marcas de lujo tienen la responsabilidad y la oportunidad de hacer que las cosas cambien. Durante casi 10 años hemos repetido este mensaje una y otra vez. Por lo menos, ha habido algún progreso. Hermès, Kering Group … Los consumidores están comenzando a exigir una moda honesta, y las marcas tienen que darles lo que quieren.

    Christina Dean, Redress, Ecochic design award, zero waste, sustainable fashion designers, deconstruction, upcycling, recycling, renovate clothes, ethical fashion, sustainable fashion, eco fashion, slow fashion, new fashion designers, emergent fashion designers, sustainable fashion magazine

    Christina Dean, Redress, Ecochic design award, zero waste, sustainable fashion designers, deconstruction, upcycling, recycling, renovate clothes, ethical fashion, sustainable fashion, eco fashion, slow fashion, new fashion designers, emergent fashion designers, sustainable fashion magazine, BYT

    Tendencias en Zero Waste

    Volviendo de nuevo a EcoChic Fashion Award, uno de los principales objetivos de este premio es inspirar a los diseñadores de moda y a los estudiantes emergentes a crear ropa con un mínimo de residuos textiles. Tal vez puedes adelantarnos las nuevas tendencias o tecnologías que ayudan en este sentido.

    Al principio, nuestro plan de estudio era realmente básico porque la mayoría de los jóvenes diseñadores que se apuntan a EcoChic son realmente muy jóvenes. Principalmente, enseñamos en tres direcciones principales con las que se pueden reducir los residuos: renovación, upcycling y deconstrucción. Ahora, estamos empezando a dar otras asignaturas, como por ejemplo, la fabricación, la química…En nuestro sitio web tenemos videos sobre todo eso.

    ¿Dónde podemos comprar la ropa de los ganadores de EcoChic Design Award?

    Después de años pensando en cómo podemos realizar un cambio, he fundado la marca BYT junto con mi colega Michelle Bang, que también fundó Redress conmigo. Es una extensión de Redress, tiene la misma misión, valores, aspiraciones … BYT es nuestra marca upcycled, una marca socialmente sostenible y un negocio social de impacto positivo. El próximo mes de septiembre, la tienda online de BYT se pondrá en marcha, ofreciendo lujo asequible, productos de alta calidad, a todos los amantes de la moda sostenible.

    En este sentido quiero apuntar que, actualmente, BYT se enorgullece en representar a Hong Kong en la final mundial de Chivas Venture, la competición de riesgo social en la que se han apuntado casi 3.000 start ups, de las que hemos sido preseleccionadas solo 30. BYT compite en una votación pública por una parte del premio de 250.000 dólares. Necesitamos la ayuda de todos para ganar fondos críticos para que podamos hacer una diferencia (el voto es hasta el 12 de junio de 2017).

    Redress dice que EcoChic Design Award es el concurso de diseño de moda sostenible más grande del mundo. ¿Qué piensas de los nuevos concursos que se han lanzado recientemente, como los primeros Green Carpet Fashion Awards, en Italia 2017?

    Según tengo entendido, es un concurso muy centrado en los diseñadores italianos y en la industria de la moda italiana. Es una iniciativa fantástica. Me encanta la forma en que ponen en contado a las marcas del lujo y los diseñadores emergentes, pero está muy centrado en Italia. Si nos fijamos en EcoChic Design Award, tenemos diseñadores de 46 países de todo el mundo, desde Hong Kong a Estados Unidos. Así que estas competiciones son muy diferentes: una se centra en el lujo y los diseñadores emergentes italianos y la otra (Ecochic) ​​es un concurso muy global.

    Christina Dean, Redress, Ecochic design award, zero waste, sustainable fashion designers, deconstruction, upcycling, recycling, renovate clothes, ethical fashion, sustainable fashion, eco fashion, slow fashion, new fashion designers, emergent fashion designers, sustainable fashion magazine

     

    Para terminar nuestra entrevista, ¿crees que el movimiento por una industria de la moda más ética y ecológica está cobrando impulso? ¿Has notado un interés creciente?

    Hay algunas investigaciones que demuestran que ha habido una evolución importante en este sentido. El aumento de la demanda de los consumidores está funcionando: más marcas que nunca están compartiendo políticas y compromisos; pero se estima que aún hay 150.000 millones de prendas de vestir entregadas anualmente en todo el mundo, lo que nos dice que hay un largo camino por recorrer antes de saber quién hizo nuestra ropa.

    El informe sobre el Estado de la Industria de la Moda 2017, publicado por Business of Fashion, dice que más del 65% de los consumidores de mercados emergentes busca activamente moda sostenible frente al 32% o menos en los mercados maduros. Esta es una noticia muy buena.

    ¡Pues sí, Christina! Con esta conclusión nos quedamos. No hay duda de que hay un gran futuro para aquellas personas que están creando negocios sostenibles. De todos ellos y de la concienciación de los consumidores dependerá el futuro de nuestro mundo.

    + info: Redress & EcoChic Design Award

    You Might Also Like

    No Comments

    Leave a Reply