Cuatro marcas de perfumes sostenibles para este verano

 

 

Flores, notas de vainilla, un toque de almizcle: un buen perfume puede desencadenar un recuerdo feliz, llevarnos de vuelta a nuestro lugar favorito o recordarnos a una persona específica. Algunos podríamos tener un olor característico que ha estado con nosotros durante años. Otros pueden ser ávidos coleccionistas de fragancias, rociando un aroma diferente para adaptarse a la ocasión. Pero independientemente de dónde nos encontremos en el espectro de fragancias, hay una característica común que deberíamos buscar en todos nuestros perfumes: que sean sostenibles. ¿Qué marcas de fragancias puedes rociar con confianza?

 

 
 

Si echamos un vistazo al estándar de la industria, se hace evidente por qué las fragancias sostenibles deberían ser el único tipo que usamos. La industria del perfume carece de transparencia, ya que los ingredientes utilizados para elaborar cada aroma están protegidos como secretos comerciales. Esto significa que las marcas no tienen que revelar exactamente lo que hay dentro del frasco. Por el contrario, pueden enumerar la palabra "fragancia" como el ingrediente que lo abarca. Detrás de esta palabra se esconden varios productos derivados del petróleo y productos químicos tóxicos que no son amigables con nuestra piel y el medio ambiente. Y yendo más allá de las formulaciones para mirar el embalaje, los perfumes a menudo se entregan en cajas no reciclables, acolchadas y envueltos en plástico en exceso.

Entonces, ¿qué distingue a las marcas de perfumes sostenibles? Fundamentalmente, es una base de valores sociales y ambientales. Desde ingredientes naturales hasta embalajes y un salario justo para los artesanos, las marcas de fragancias sostenibles crean olores que son una oda a las conexiones naturales y humanas. Después de todo, los perfumes están inspirados en el mundo natural, enraizados en la cultura y la tradición. Las cuatro marcas en este artículo tienen un compromiso genuino con la sostenibilidad, sin mencionar que ofrecen aromas tan ricos y deliciosos que escucharás susurros de "Wow, ¿qué huele tan bien?" a medida que avanzas.


ABEL

Los aromas elegantes y sostenibles de Abel coinciden con su estética moderna. Fundada en Amsterdam por un ex enólogo, Abel se basa en sus ingredientes, que son 100% naturales y trazables hasta el origen. Incluso han derivado su propio almizcle de la flor de hibisco. Los ingredientes de Abel son compatibles y complementarios a la piel de cada individuo. Su química exclusiva permite una experiencia personal elevada, ya que sus perfumes evolucionan con el uso. En transición hacia iniciativas sociales, Abel dona un porcentaje de los ingresos de cada compra a una organización sin fines de lucro diferente y alineada. Opta por Golden Neroli, una refrescante explosión de cítricos, y el 1% de los ingresos se destinará a la asociación sin fines de lucro Pollinator Partnership; o seleccione Pink Iris, un giro sofisticado en el clásico número floral para donar a Plastic Soup Foundation. Realmente no puedes equivocarte con la colección de fragancias de Abel.

 
 
Abel Image
 
 

SANA JARDIN

Autodescrita como "fragancia de lujo con conciencia social", Sana Jardin produce aromas decadentes e intrigantes para empoderar al productor, al consumidor y a todos los demás. A través de un modelo circular que llaman "Más allá de la sostenibilidad", elevan a las mujeres en su cadena de suministro al brindarles oportunidades para convertirse en microempresarias. Es a través del comercio y la mejora de los medios de vida (y no a través de la caridad) que Sana Jardin lleva a cabo su misión para el bien social. Su cooperativa, con sede en Marruecos, también desvía los desechos de flores locales de los vertederos a través del reciclaje de subproductos de azahar en aceites esenciales. Este producto reciclado se utiliza como base de sus fragancias naturales. Considerando el alcance de su trabajo social y ambiental, no es sorprendente que Sana Jardin también contribuya a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Echa un vistazo a uno de sus productos más vendidos, Berber Blonde, perfecto para un día de verano.

 
 
Sana Jardin photo 1
 
 

GUERLAIN

Las fragancias de Guerlain son atemporales y románticas, inspiradas en la belleza de la naturaleza. Son únicas en esta selección de marcas de perfumes sostenibles porque, a diferencia de las otras, no se crearon en nombre de la sostenibilidad. No obstante, como uno de los perfumistas más antiguos del mundo (creado en 1828), Guerlain ha demostrado que las marcas clásicas y pioneras pueden integrar con éxito la sostenibilidad en sus modelos existentes. Hoy, prometen proteger la biodiversidad, reducir su huella de carbono, usar botellas de perfume reciclables y reducir el desperdicio durante la producción. Lo más impresionante es que su plataforma "Respeto a las abejas" es un gran paso adelante para la transparencia, ya que permite al público rastrear y mapear el ciclo de vida de sus olores. Como sugiere el nombre de la plataforma, está inspirada en el compromiso de Guerlain de proteger a la abeja invaluable y amenazada.

 
 

FLORAL STREET

La marca con sede en Londres Floral Street es una brillante innovadora de la industria, especialmente cuando se trata de packaging. Su fundadora y equipo han creado cartones reutilizables y compostables para albergar sus aromas femeninos. Estas cajas, hechas de pulpa de madera, se pueden reutilizar como mini bandejas de joyería o como camas para plantar semillas. Los perfumes de Floral Street son cruelty-free, ya que están elaborados con ingredientes veganos, trazables y de origen sostenible. Con todo esto en mente, el fundador de Floral Street llama a su compañía una "empresa emergente" y no una startup, ya que están repensando la sostenibilidad y poniéndola en el centro de lo que hacen. Encuentra su fragancia, Iris Goddess, para una combinación cálida e ingeniosa de flores y almizcles.

 

+ Words:  Katia Hauser

Katia Hauser es una innovadora de mentalidad global que busca transformar la sostenibilidad en un estándar de la industria de la moda. Defensora del consumo reflexivo desde hace mucho tiempo, actualmente trabaja para una empresa de moda sostenible en Los Ángeles. También es anfitriona de un podcast que cubre todos los temas actuales.

Conecta con ella en Instagram: @katiahauser