La cuestión de seguridad de los protectores solares

 

 

Con el verano a la vuelta de la esquina, los SPF cobran más importancia que nunca. Los protectores solares minerales y químicos son nuestra mejor arma para combatir los daños del sol. Sin embargo, algunos ingredientes pueden ser perjudiciales para nuestra piel, provocando irritaciones e incluso alteraciones hormonales. Abordamos las principales preocupaciones para mantenernos protegidos y saludables este verano.

 
 

Para recibir el Newsletter de Luxiders, regístrate aquí.

El protector solar es el aliado perfecto para nuestra piel. A pesar de que su fama aumenta especialmente durante los meses de verano, deberíamos utilizarlo los 365 días del año. Es común asociar la protección solar con el tiempo soleado, sin embargo los rayos UV pueden atravesar las nubes y las ventanas. Además, si te dedicas al cuidado de la piel y tienes una rutina establecida que incluye retinol, ácidos exfoliantes o estás bajo alguna prescripción, ten en cuenta que esos productos pueden causar fotosensibilidad. En interiores o exteriores, la protección solar es nuestra mejor herramienta para prevenir el envejecimiento de la piel y, sobre todo, las enfermedades cutáneas.

A medida que la industria de la belleza crece, las opciones para los diferentes tipos de color y textura de la piel están disponibles. Antes de entrar en todas las categorías de protectores solares, es esencial saber qué son los rayos UV. La radiación UV forma parte de la energía natural que produce el sol. Los principales rayos que protegen los FPS son los UVA y los UVB.

Los UVA tienen una mayor duración, penetran más profundamente en la piel y están relacionados con el envejecimiento cutáneo. Según la Sociedad Americana del Cáncer, este tipo de rayos envejece las células de la piel y puede dañar su ADN. La mayoría de las cámaras de bronceado emiten enormes cantidades de rayos UVA que aumentan el riesgo de cáncer de piel. Por el contrario, los UVB tienen más efecto en las capas superiores de la piel, las longitudes de onda son más cortas y están relacionadas con las quemaduras de la piel. Estos rayos pueden dañar directamente el ADN de las células y se cree que son el origen de la mayoría de los cánceres de piel.

 
 
 
 
 
 
 

EN EL PUNTO DE MIRA

El pasado mes de diciembre, marcas coreanas de cuidado de la piel como Purito, Klairs y Keep Cool estuvieron en el punto de mira. Judit Racz, fundadora del sitio web INCIDecoder, publicó datos de dos laboratorios europeos de Purito. Las pruebas dejaron claro que los protectores solares sólo tenían una protección SPF19, en lugar de SPF50 como declaraban las marcas. Así comenzó la famosa "controversia de los protectores solares coreanos".

Esto fue la punta del iceberg. La controversia puso a los protectores solares en el punto de mira, causando una gran conmoción en la industria dermatológica y de la belleza. Planteó la cuestión de la seguridad en relación con algunos ingredientes muy comunes que contiene la protección solar.  Actualmente existen dos tipos de protectores solares: los minerales, también conocidos como físicos, y los químicos. Los principales ingredientes de los protectores solares minerales son el dióxido de titanio o el óxido de zinc. Actúan como un escudo, bloqueando los rayos UV. Estos componentes son "generalmente reconocidos como seguros y eficaces" (GRASE) según la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, FDA. Es una mejor opción para quienes tienen la piel sensible, por ser más gruesa y pesada.

 
 
 
 

Los protectores solares químicos, en cambio, absorben los rayos solares. Crean una reacción química que transforma los rayos UV en calor para liberarlos de nuestra piel. Suelen ser más fáciles de mezclar y aplicar, pero debido a sus ingredientes pueden resultar irritantes para algunos. Según el Environmental Working Group (EWG), en 2020 la Comisión Europea ha publicado dictámenes preliminares sobre la seguridad de los filtros UV:

  • Oxibenzona: las preocupaciones están relacionadas con la posible alteración endocrina cuando este ingrediente está presente en más del 6% en las cremas corporales. Sin embargo, es seguro cuando está presente en la crema facial, la crema de manos y la barra de labios.
  • Homosalato: También puede causar posibles alteraciones endocrinas, por lo que la CE concluye que este ingrediente no es seguro en concentraciones de hasta el 10%. Es seguro en una concentración máxima del 1,4%.
  • Octocrileno: También está en juego la posible alteración endocrina. Este ingrediente es seguro cuando está presente en una concentración máxima del 10%.

Los dermatólogos comprenden las posibles preocupaciones sobre la seguridad de los componentes de los protectores solares. No obstante, la FDA y la CE consideran necesario seguir evaluando los protectores solares para determinar los efectos de estos ingredientes. Si quieres asegurarte de que estás protegido del sol y a salvo de ingredientes potencialmente inseguros, busca protectores solares minerales que contengan dióxido de titanio y óxido de zinc. Puede que sean más pesados y requieran más tiempo de aplicación, pero seguro que cumplen su función. ¡Y no te olvides de volver a aplicarlo!

 
 

 +  Words: Ane Briones, Luxiders Magazine 

Journalism graduate | Basque Country based writer

IG: @anebriones