Cuero natural o cuero vegano, ¿qué es más sostenible?

 

Como consumidores responsables, en ocasiones puede ser difícil mantenerse al día en cuanto a las últimas innovaciones del sector. Asimismo, es difícil considerar todas las variables que entran en juego en la interseccional “Revolución de la Moda”. Todos los materiales y procesos productivos están bajo escrutinio, incluyendo el cuero y todas sus alternativas. De ahí el debate en cuanto a la sostenibilidad de lo que fue bien recibido en un primer momento bajo el nombre de ‘cuero vegano’ como solución a los problemas del ‘cuero natural’.

 

El cuero natural es uno de los materiales más tradicionales en la historia de las vestimentas. Las críticas en cuanto a su origen no son nuevas, nacieron con los primeros movimientos en defensa de los animales. El cuero bovino es el más habitual. Según datos tomados de Lucy Siegle, periodista y escritora medioambiental, matamos 290 millones de vacas al año para cubrir nuestras necesidades actuales y esta cifra podría duplicarse en la próxima década. Además, cuanto mayor es el volumen de producción, no sólo aumenta el número de animales que matamos sino que empeoran sus condiciones de vida. Por lo tanto, utilizar cuero vegano como primera respuesta de las marcas de moda ética parecía obvio.

Pero como mencionaba antes, los cambios en la industria abarcan todos los posibles impactos de forma que la re-evolucion se mantenga coherente. Después de unos años, cada vez hay más actores en la industria de la Moda Ética y como consumidores tenemos más información de lo que hay detrás de la ropa que llevamos, por lo que podemos ir más lejos. Sabemos que el problema de la industria del cuero no se limita a las materias primas. Los químicos utilizados en el tratamientos de las pieles de animal son extremadamente contaminantes y el impacto se agrava en países productores en vías de desarrollo donde existe menos regulación y control en lo relativo a la eliminación de deshechos.

 

"Matamos 290 millones de vacas al año para cubrir nuestras necesidades actuales y esta cifra podría duplicarse en la próxima década" - dice Lucy Siegle, periodista y escritora especializada en  asuntos medioambientales.

 

 
 
 
 
 

¿Puede el cuero vegano ofrecer una solución sostenible?

¿Puede el cuero vegano ofrecer una solución sostenible al problema del impacto medioambiental? El nombre de cuero vegano viene del hecho de que no tiene origen animal. Sin embargo, no es un producto nuevo sino el resultado de décadas de evolución de la polipiel, el cuero sintético. De hecho, es un buen aliado de la “Moda Rápida” creado para responder a la demanda creciente de cuero a precios más bajos. Producido con policloruro de vinilo (PVC) o poliuretano (PU), parientes del petróleo, en su tratamiento también se utilizan químicos contaminantes y tóxicos pero, sobre todo, dado su componente plástico tarda muchísimo más tiempo en biodegradarse.

Afortunadamente, los actores de la Revolución de la Moda ya han empezado a utilizar su creatividad para darnos soluciones más sostenibles. Se están desarrollando nuevas alternativas utilizando recursos biodegradables, lo que algunos llaman ya “cuero vegetal”. Los recursos son de lo más variados: desde corcho, madera, setas; a hojas y frutos de diferentes plantas como la teca, la piña o el agua de coco; incluyendo soja y kombucha. ¡Y la verdad que se están creado tejidos increíbles que imitan al cuero! Estos materiales sí ofrecen una solución en cuanto al origen del tejido y también su impacto medioambiental. En esta misma línea existen otras alternativas prometedoras que aún están siendo desarrolladas, como por ejemplo la “biofabricación” de cuero en un laboratorio a través de las células y proteínas necesarias. Tendremos que esperar para saber más sobre esta tecnología.

 

La ventaja obvia del cuero vegano es que no tiene origen animal. Sin embargo, sus componentes lo hacen un enemigo en la lucha contra el plástico, para algunos peor que el cuero natural. Sabiendo esto, es una decisión bastante personal qué tipo de cuero queremos consumir. 

 

Estos son los datos y las opciones de consumo que tenemos actualmente. Lo cierto es que el cuero y sus alternativas aún tienen mucho que ofrecer en el diseño de moda. La ventaja obvia del cuero vegano es que no tiene origen animal. Sin embargo, sus componentes lo hacen un enemigo en la lucha contra el plástico, para algunos peor que el cuero natural. Sabiendo esto, es una decisión bastante personal qué tipo de cuero queremos consumir. Podemos elegir las últimas alternativas vegetales que dan soluciones a ambos problemas. Podemos tomar nuestra propia decisión en cuanto a la urgencia en la respuesta que queremos dar a cada problema: plástico vs. sufrimiento animal. Lo que es seguro si queremos ser sostenibles es que podemos usar lo que ya tenemos antes de consumir cualquier alternativa, teniendo en mente que el cuero natural puede durar varias vidas si se trata adecuadamente. Repensar nuestros patrones de consumo es tan importante como cuestionarse los materiales y los procesos. Podemos crear alternativas cada vez más sostenibles al cuero, pero aún así se estarán usando recursos en su fabricación.

 

+ Words: Suzanne Ruiz Velazco

Suzanne Ruiz Velazco is an Human Rights advocate and Social Entrepreneur. She is trying to make a change through Fashion and raising awareness on conscious consumption that hopefully will spread to other industries. Strong believer that we need to slow down, re-think and put out creativity at the service of healthier more sustainable ways of living. She is currently focusing on Ecuadorian women in rural areas.