Los mejores estilistas de moda sostenible de EEUU: ¿quién está dejando su huella?

 

A medida que la industria de la moda abraza la sostenibilidad, ha habido una mayor demanda de estilistas sostenibles. Sin embargo, ¿cómo puede un estilista incorporar la sostenibilidad en su trabajo? Al final, está determinado por la colaboración y la selección de marcas con valores que resuenan con él.

Para recibir la newsletter de la revista Luxiders, regístrate aquí.

 
 

Por el momento, no existe un conjunto universal de estándares establecidos para la definición de un “estilista sostenible”. Sin embargo, ya sea que agreguen el descriptor “sostenible” a sus posiciones o no, estos estilistas de moda están dejando su huella de una manera nueva y ecológica.

 
 

ESTILISTAS DE MODA SOSTENIBLE

Cassandra Dittmer

Después de años de notar los impactos negativos de la industria de la moda en el medio ambiente, Cassandra Dittmer se comprometió consigo misma. Si iba a permanecer en la industria, alinearía sus prácticas comerciales con sus propias creencias personales centradas en la transparencia, la inclusión y la comunidad. Desde entonces, la creativa con sede en Los Ángeles se ha sumergido en un estilo ecológico fomentando las relaciones con marcas, diseñadores y creativos tanto establecidos como emergentes a la vanguardia de las tecnologías y prácticas sostenibles. A través de su mirada a las curas y la estética refinada respaldada por esta red internacional, Cassandra está construyendo un mundo más sostenible al tiempo que promete acceso directo a productos exclusivos para sus clientes de estilismo y colaboradores creativos.

 
 
 
 
 

Laura Jones

En 2013, después del colapso de Rana Plaza en Bangladesh, Laura Jones decidió centrar su atención en los impactos nocivos de la moda, como la degradación ambiental y el racismo sistémico. Ahora usa la moda y el estilo para educar a los clientes y las marcas sobre los efectos del cambio climático y comprender cómo pueden implementar la sostenibilidad en sus propias prácticas. Con este propósito, la narradora creativa lanzó la revista digital The Frontlash y la serie de talleres Creatives Against Climate Change para informar y galvanizar a su audiencia como defensores de la justicia climática en la moda. Reconociendo el poder de contar historias, Laura está decidida a emocionar a las personas a través de historias al servicio del cambio social.

 
 
 

Shibon Kennedy 

A lo largo de los años, Shibon Kennedy también ha notado un cambio dentro de la industria a medida que las marcas se vuelven más receptivas a incorporar la sostenibilidad y la inclusión en sus prácticas. Para la publicación estadounidense Fader, diseñó una sesión con un vestuario seleccionado exclusivamente por el minorista vintage James Veloria. Shibon también participó en el diseño de una sesión fotográfica para la revista impresa Primary Paper en la que todas las piezas debían provenir de marcas sostenibles, recicladas o recicladas. Aunque no necesariamente etiquetaría su trabajo como sostenible, Shibon siempre ha llevado consigo una mayor intención con relación a sus proyectos de estilismo.

 
 
 
 

Rachael Wang

Habiendo dirigido dirección de moda en editoriales para publicaciones como Numero y Vogue y brindado servicio a marcas importantes como Stella McCartney, Rachael Wang es una de las estilistas más buscadas en el negocio. Sin embargo, también se ha hecho un nombre como campeona de la sostenibilidad en la moda. A la estilista chino-estadounidense le apasiona ayudar a sus clientes a trabajar de maneras más intencionales que reduzcan el daño al medio ambiente, mejoren las condiciones de los trabajadores y eleven a las comunidades a las que sirven. A través de la lente de la equidad y la sostenibilidad, Rachael ayuda a las marcas a desarrollar relevancia y ventaja cultural mientras mantienen la integridad de su identidad de marca.

 
 
 
 
 

Lexyrose Boiardo

Para Lexyrose Boiardo, los días de las tendencias de la moda rápida y el consumo excesivo de la industria de la moda están llegando a su fin. Manteniéndose fiel a sus valores en todos los aspectos del proceso de diseño, trabaja cuidadosamente con marcas y diseñadores que defienden una ética sólida y prácticas sostenibles, como un enfoque sin desperdicios y técnicas de reciclaje. Esta dedicación incluso ha influido en algunos de sus trabajos para clientes. Para Vogue Italia, se le pidió a Lexyrose que trabajara en una historia de sostenibilidad e hizo que todos en su estudio recolectaran y guardaran toda la basura tres semanas antes del rodaje. A partir de esa basura, la estilista de moda pudo transformar los desechos en material reutilizable que luego se convirtió en un vestido para la editorial.

 
 
 
 

+  Words:

Tyler Lea-Thompson
Revista Luxiders

+  Translation:

Marta Capdevila