Alexander McQueen y Balenciaga adoptan la política de no usar pieles

 

 

Humane Society International confirmó ayer que las marcas de lujo Alexanders McQueen y Balenciaga, propiedad de Kering, dejarán de utilizar pieles.

 
 

Las casas de moda Alexander McQueen y Balenciaga han anunciado su compromiso con políticas libres de pieles, uniéndose a la creciente lista de marcas propiedad de Kering que prohíben el uso de pieles. Gucci anunció la prohibición de las pieles en 2017, seguida de Armani, Versace, Burberry y Chanel. Bottega Veneta lleva 20 años sin usar pieles, mientras que Stella McCartney ha sido líder en el uso de alternativas de cuero y piel. Yves Saint Laurent y Brioni son las únicas marcas de Kering que quedan por rechazar el uso de pieles.

La noticia llega después de que el gobierno del Reino Unido se plantee prohibir la venta de pieles, convirtiéndose en el primer país del mundo en hacerlo. Humane Society International descubrió que el 93% de la población británica rechaza el uso de pieles de animales en una encuesta de opinión realizada el año pasado.

 
 
 
 
 
 
 
 
 

El creciente movimiento contra el uso de pieles comenzó en los años 90, cuando la preocupación por el cambio climático y el bienestar de los animales brotó en todo el mundo. Hoy en día, Humane Society International lidera la campaña #FurFreeBritain para acabar con la venta de pieles procedentes del extranjero, prohibida desde 2003.

 

"Cada vez que un gran nombre de la moda como Alexander McQueen y Balenciaga se libera de las pieles, envía un claro mensaje de que las pieles no tienen cabida en una sociedad moderna" -Kitty Block, directora general de Humane Society International.

 
 
 
 

 

   +  Words: Alejandra Espinosa, Luxiders Magazine Editor

Liberal Arts graduate | Berlin-based writer

Connect with her through alejandraespinosa.site