Las grandes marcas de moda siguen fallando | Índice de Sostenibilidad

 

 

El Índice de Sostenibilidad de realizado por Business of Fashion arroja datos preocupantes sobre 15 de las principales marcas de moda del mundo: aunque hablan más que nunca de sostenibilidad, sus acciones no coinciden.

 
 

La publicación online sobre la industria de la moda, Business of Fashion, ha lanzado su primer índice de sostenibilidad, que compara los esfuerzos en materia de sostenibilidad de 15 de las mayores casas de moda del mundo. Para el índice han decidido dividir las empresas en tres categorías: Lujo, High Street y Sportswear. Entre las marcas seleccionadas se encuentran: Kering, Hermès, LMVH, Gap, Inditex, Levi Strauss & Co, Nike, Adidas y Under Armour.

Los resultados proporcionados por el Índice de Sostenibilidad nos dejaron preocupados: se concluyó que aunque todas las empresas hablan de sostenibilidad, y sus informes sobre la materia han crecido exponencialmente en los últimos años, sus esfuerzos siguen siendo escasos. La industria de la moda sigue luchando por cumplir los objetivos sociales y medioambientales establecidos en el Acuerdo Climático de París y los Objetivos de Sostenibilidad de la ONU. 

 
 
 

El índice se construyó a partir de los datos recogidos de las empresas incluidas, utilizando métricas en seis categorías para medir si las empresas están haciendo los progresos necesarios para evitar el plazo de 10 años para prevenir el cambio climático irreversible. Las métricas utilizadas para medir estos datos fueron creadas por la publicación, con la ayuda de un consejo de sostenibilidad formado por expertos a nivel mundial.

Para comparar los resultados, el Índice se centró en seis cuestiones clave: Transparencia, Emisiones, Agua y Productos Químicos, Materiales, Derechos de los Trabajadores y Residuos. La escala era de 1 a 100 puntos. El resultado medio de todo el estudio fue de 36 sobre 100. Una cifra que deja mucho que desear. 

 
 
 
 
 

LAS MARCAS 

Aunque hubo algunas marcas que lo hicieron mejor que el resto, ninguna empresa obtuvo más de 50 puntos en la clasificación. La empresa líder en el sector del lujo fue Kering, con un número global de 49, siendo su categoría más alta la de transparencia (con 68). Le siguieron PVH Corp con 41, Hermès con 32, LVMH con 30; y la más baja del ranking fue la suiza Richemont con sólo 14. 

En la categoría High Street las empresas líderes fueron H&M y Levi Strauss, ambas con 42 en la clasificación general, seguidas de la española Inditex con 41. Nike fue la marca líder en la categoría Sportswear, con 47 en la clasificación, seguida de Puma con 44. La marca peor valorada en esa categoría, y en todo el Índice, fue Under Armour con 9 puntos. Under Armour tampoco aportó datos en cuanto a Emisiones, categoría en la que obtuvo 0 sobre 100. 

 
 
 
 
 

CATEGORÍAS MÁS ALTAS

Transparencia: la puntuación global de la categoría fue de 48 sobre 100. Todos los datos recogidos procedían de las declaraciones públicas de las marcas. Aunque la Transparencia fue una de las categorías más fuertes, ninguna de las marcas dio una lista completa de proveedores directos; los más difíciles de localizar fueron los trabajadores involucrados en las primeras etapas de la producción.

Emisiones: También obtuvo una puntuación de 48 sobre 100 en el Índice. La investigación ha demostrado que el esquema ya existe, y casi la mitad de las marcas han establecido objetivos con base científica que se alinean con el Acuerdo de París. Por otro lado, las emisiones no están disminuyendo en línea con el objetivo de las empresas.

 

CATEGORÍAS MÁS BAJAS 

Derechos de los trabajadores: Con 27 puntos sobre 100, esta categoría fue una de las dos peor valoradas. La industria de la moda se ha caracterizado por trabajar en torno a la desigualdad y la injusticia social; y en los últimos años se han comprobado las condiciones inseguras que tienen que soportar muchos trabajadores en todo el mundo. El problema en esta categoría, según el Índice, es que las empresas siguen confiando en iniciativas voluntarias y en empresas privadas de auditoría. La información proporcionada es difícil de descifrar. Además, las empresas han mostrado poco compromiso para garantizar salarios dignos en toda su cadena de suministro. 

Residuos: Fue la categoría con peores resultados de todo el índice, con sólo 24 puntos. La industria de la moda produce 40 millones de toneladas de residuos textiles al año. El problema radica en que la industria de la moda, especialmente el Fast Fashion, alimenta una cultura de consumo derrochador, en la que se anima a la gente a comprar prendas a bajo precio que acaban siendo usadas sólo unas pocas veces, incineradas o enviadas a los basureros. 

 
 
 

Hemos visto en los últimos años como muchas empresas y marcas de Moda están hablando y poniendo cada vez más el tema de la Sostenibilidad sobre la mesa. Poco a poco, la Industria está mostrando su preocupación por el tema, pero necesitamos que sean más rápidos; ya que estamos corriendo contra el reloj para evitar una catástrofe irreversible tanto ambiental como socialmente. 

 
 

 +  Words: Leila Salinas, Luxiders Magazine 

Journalist | Berlin-based 

Connect with her on LinkedIn or Instagram (@leisalinas)